Amandote

En tiempos de bonanzas solía ir contigo a la montaña, a la playa, al río, o simplemente hacer un recorrido por la montaña, eso era muy divertido y gozozo andábamos con nuestro hijo, muy pequeño por cierto pero esa una buena diversión y un descanso espiritual tremendo estar cerca de la naturaleza que tiempos tan bellos.

Pero al pasar el tiempo todo fue cambiando, ya no hay tiempo ni para sentarse junto a la mesa a platicar. A cambiar ideas para construir eso fue mermando sin darnos cuentas.

hoy se nota más ya que nuestros hijos crecieron y son profesionales y no tienen tiempo para venir y conversar, a mi agarraron los años y quedan pocas fuerzas pero hago el intento de seguir hacia delante, hay un Dios y creo en el y me dará fuerzas para seguir.

amo a mi Dios a mis hijos a mi esposa y a la naturaleza que nos da de comer.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s